Cerebro y el corazón

Algunos dicen que usted debe seguir su corazón ( “Sigue a tu corazón”), mientras que por el contrario, hay quienes sostienen que hay que racionalizar todas nuestras decisiones.

No es fácil prestar atención al cerebro cuando el corazón te dice otra cosa, especialmente si se trata de todo lo contrario. No es fácil, pero no imposible, lo que desea es. También por lo general el cerebro nos ayuda a ver todos los matices que un corazón lleno de amor, o mejor simplemente encaprichado no ser capaz de ver incluso si él tenía en su mano una lupa. No me gustan las personas que saben poco o casi nada acerca de usted y permitirá decirle a usted: “! Aprovecha el día” “Toma todo lo que es” “divertirse sin preocupaciones.”! La vida está hecha de decisiones, a menudo difícil y si no tenemos a la persona adecuada al lado es aún más difícil.

Así seguimos el cerebro sin sofocar los sentimientos. El saldo, o afortunadamente, si uno quiere llamarlo, es cuando el cerebro y el corazón le dicen la misma cosa: no se ha encontrado el paraíso. Y cuando sucede les puedo asegurar que la melodía trasciende lo improbable. Estoy tocando con las manos. Por lo tanto no puede haber armonía entre el cerebro y el corazón, tal vez se necesita más tiempo para encontrar, pero definitivamente vale la pena el esfuerzo.

La sonda Rosetta: origen de la misión, con salida y aterrizaje

Es reciente noticia de que la sonda Rosetta hizo su aterrizaje en el cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko después de “sólo” 10 años de viajes. Pero cuando lo hizo esta misión? ¿Cuál es su propósito? Partimos de muy lejos, en de mayo de 1985, cuando el Grupo de Trabajo Sistema Solar de la ESA (Agencia Espacial Europea) hizo una sugerencia acerca de una de las misiones más importantes para el programa Horizonte 2000: tuvieron que retirar muestras de cometas y luego volver a la tierra. Al final de ese año, la ESA y la NASA se unieron en un Grupo de Trabajo Conjunto para dejar en claro los objetivos específicos de la misión. Al año siguiente llegó el cometa Halley, que fue seguido por varias sondas de diferentes países: esto le dio el material más valioso para la construcción de la nueva misión. La NASA comenzó el desarrollo de la misión FARC (CRAF) mientras que la ESA está dispuesta a considerar una misión que incluía el seguimiento del núcleo de un cometa y el posterior transporte de fragmentos tomados de la cometa en la tierra. Sin embargo, tanto de estas misiones tenían su base en una misión anterior (Mariner Mark II) con el fin de reducir costes en su desarrollo.

Pero en 1992 la NASA decidió eliminar su FARC proyecto debido a las limitaciones que el Congreso estadounidense había impuesto. Al año siguiente se hizo evidente el alto costo de una misión de este tipo (el transporte de muestras de cometas en la tierra) para el presupuesto de la ESA, que se vio obligado a reprogramar el proyecto por lo que es similar al antiguo diseño de los Estados Unidos FARC. La nueva misión, o más bien la vieja modificado, siempre que el análisis in situ utilizando un módulo de aterrizaje. La salida de esta misión estaba prevista para el 01.12.2003 y el objetivo era 46P / Wirtanen cometa en 2011. Por desgracia, el Ariane 5, el transportista que fue elegido para el lanzamiento de Rosetta, fallido lanzamiento el 11 / 12/2002 y para que los proyectos tuvieron que ser modificado de nuevo. Los nuevos proyectos preveían el lanzamiento para el 26/02/2004 y la llegada en el cometa 67P / Churvumov-Gerasimenko en 2014. La misión Rosetta finalmente tomó su salida (cancelado después de dos tiros) el 2 de marzo de 2004 a las 7, 17 UTC. Se había cambiado la fecha de lanzamiento, pero no es el propósito de esta misión, que sigue siendo el mismo.

Una vez que llegue a la sonda sonda Rosetta tuvo que tomar en una órbita alrededor de la misma muy lenta y gradualmente reducir la velocidad y detener su órbita a fin de permitir el descenso del módulo de aterrizaje.Esta fase ha sido asignada por VIRTIS, su ojo principal, para que pudiera ver el mejor sitio donde aterrizar el módulo de aterrizaje. El módulo de aterrizaje (al principio llamado Roland [Rosetta Lander] Champollion, y, finalmente, Philae) aterrizó con la velocidad de 1 m / s (3,6 km / h) y alcanzó su superficie, un sistema de arpones han anclado . El impacto de Philae no era muy delicado a pesar de que tenía una baja gravedad del cometa y los arpones para anclarlo en realidad el peor de los casos se teme: un rebote en el área. El éxito de esta operación fue dado a 70-75%, pero, según ha explicado el jefe de la misión operaciones Paolo Ferri, también se inició.Otras dificultades se han encontrado en la forma irregular de la cometa mismo con dos grandes lóbulos (en comparación broma por astrónomos a un queso scamorza o un pato) y por el hecho de que se está moviendo a una velocidad de 18 kilómetros por segundo, por lo que una rotación completa sobre sí mismo, cada 12 horas. En el centro de control de la ESA en Alemania los científicos sostienen apenas alegría y emoción para tal esfuerzo. Un momento histórico, esperó 10 años para un viaje a los últimos kilómetros 6 mil millones y medio, hecha de carambola entre la Tierra y Marte, y con un muy largo período de hibernación esperando el verdadero encuentro con el cometa, en agosto pasado.

El mensaje que el aterrizaje del módulo de aterrizaje Philae, se desacopló de la sonda madre, tomó casi media hora para llegar al centro de control de la misión de hacer los científicos ansiosos y agitados, ya que tuvo que superar los 500 millones de kilómetros. Philae El nombre proviene de una chica italiana que lo eligió ser el nombre de una isla en las orillas del Nilo, donde se encontró un obelisco que era útil (con la piedra Rosetta) científicos para descifrar los jeroglíficos egipcios. Philae es el primer mensajero humano que toque el suelo de un antiguo cometa, uno de los fósiles del sistema solar, viejos más de 4 millones y medio de años. Incluso Italia estaba esperando este aterrizaje, un hito recibida con euforia en la sede de la ASI (Agencia Espacial Italiana) donde siguió vivir un poco nerviosa pero feliz. Se tardó más de siete horas en recorrer los 22 kilómetros y medio que lo separaba de la cometa. Italia ha jugado un papel importante en esta misión como el taladro (hecho por Galileo Aviónica de las cuales es la científica Amalia Ercoli Finzi, de la Universidad Politécnica de Milán) que debe perforar la superficie de este mundo inexplorado es el italiano. Tal vez nos dice cómo el sistema solar estaba en su infancia.

Fueron recibidos en la Tierra la primera imagen que muestra cerca de la cometa en detalle todas las irregularidades de su superficie que muestran cráteres, golpes, fracturas. Estas imágenes fueron filmadas por Osiris, ojo grande, que es parte de la cámara de gran campo construido en Italia y hecho punta del grupo de Cesare Barbieri, Universidad de Padua. Ellos se ponen de relieve en ellos la cabeza del cometa, con una superficie llena de baches y oscuro, y una parte central. Vemos muy bien un área plana como la base de un cráter con rocas grandes y fuertes pendientes de alrededor. noticia de que el taladro Lander trabajó y se derramó más de 20 cm, se confirma por el co-gerente de proyecto de Philae, Mario Salatti, ASI, desde el centro de control de módulo de aterrizaje en Colonia. Ellos aún no están seguros de la perforación real, pero son cautelosamente optimistas. Philae todavía descansa sobre dos piernas en vez de los tres que tiene, de hecho, todavía están trabajando para encontrar la ubicación exacta. También ha dado lugar a otra herramienta, nos dice directamente Andrea Accomazzo, el piloto de Rosetta, jefe de operaciones de la misión de la ESA. El propósito de este instrumento es medir la distancia desde el módulo de aterrizaje Rosetta, a fin de minimizar la distancia y la zona en la cual buscar. Se espera que la misión de cerrar en diciembre de 2015. Esperamos que el desarrollo futuro de esta misión que nos harán aprender acerca de los aspectos desconocidos de nuestro sistema solar.

La NASA presenta fotos de los albores del Universo ante reunión astronómica

La NASA presentó hoy en la reunión de la Sociedad Astronómica de EE.UU., en Washington, imágenes del Universo cuando éste solo tenía 600 millones de años, después del Big Bang.

El Big Bang es una explosión que, según la teoría que lleva el mismo nombre, dio origen al Universo y ocurrió hace unos 13.700 millones de años.

Las imágenes presentadas hoy por la agencia espacial estadounidense fueron tomadas por la cámara infrarroja del telescopio espacial Hubble en agosto del año pasado y constituyen otro de los grandes logros del observatorio.

Según indicó la NASA en un comunicado a comienzos del mes pasado, cuando dio cuenta por primera vez de su descubrimiento, las imágenes muestran galaxias en sus primeros millones de años de existencia y proporcionan nuevos conocimientos sobre cómo se formaron.

La foto principal fue tomada por la cámara con lente gran angular (WFC3/IR) instalada en la última misión de servicio de los transbordadores al telescopio espacial.

Según el comunicado, su capacidad le permite adentrarse en las regiones más recónditas del Universo para captar las emisiones ultravioleta y de luz visible.

La imagen fue tomada durante cuatro días con una exposición total de 173.000 segundos.

La luz infrarroja es invisible y, por lo tanto, carece de los colores que puede captar el ojo humano, y los que aparecen en la fotografía fueron asignados de acuerdo con su longitud de onda.

“Con este Hubble y sus instrumentos reacondicionados estamos entrando en territorios vírgenes que ofrecen la posibilidad de grandes descubrimientos”, indicó ante la reunión Garth Illingworth, de la Universidad de California, y líder del equipo encargado de la cámara WFC3 del telescopio.

Rychard Bouwens, también de la Universidad de California y miembro del equipo, señaló que las galaxias que se ven más tenues en la imagen, “muestran signos de un origen común con las primeras estrellas”.

“Son tan azules que deben ser extremadamente deficientes en elementos pesados, lo que representa una población (cósmica) de características primordiales”.

Libre de la distorsión atmosférica, el Hubble ha captado imágenes de cuerpos y fenómenos nunca antes observados, como estrellas rodeadas por polvo cósmico que podrían convertirse en sistemas planetarios, imágenes de galaxias al borde del universo y la colisión de galaxias.

También recogió pruebas de que la mayoría de las constelaciones tienen agujeros negros en su centro.

Además, ayudó a determinar que el proceso de formación planetaria es similar en el Universo y descubrió la primera molécula orgánica en un planeta que orbita otra estrella, además de proporcionar la velocidad de expansión del Universo.

El Hubble, que gira en una órbita concéntrica a 610 kilómetros de la Tierra, cuenta con dos tipos esenciales de instrumentos: las cámaras fotográficas y los espectrógrafos, que analizan la luz y la convierten en señales electrónicas.

El espectrógrafo, al igual que un prisma que separa los colores que componen la luz, sirve para determinar la composición de las estrellas y las galaxias y para establecer si en ellas hay elementos como hidrógeno o carbono, esenciales para la vida como la conocemos en la Tierra.

Sólo el 10% de los sistemas solares del Universo son similares al nuestro

Sólo el 10 por ciento de los sistemas solares del Universo son similares al que incorpora la Tierra, según un estudio de la Universidad del Estado de Ohio que se ha hecho público durante la reunión de la Sociedad Astronómica Americana que tiene lugar en Washington (Estados Unidos).

Los astrónomos han determinado que sólo el 10 por ciento de las estrellas del Universo albergan sistemas planetarios como el de la Tierra, con varios planetas gigantes de gas en la parte externa del sistema solar.

El descubrimiento es fruto de una colaboración internacional dirigida desde el Estado de Ohio llamada Red de Seguimiento de Microlentes (MicroFUN, según sus siglas en inglés), que busca planetas extrasolares.

Los astrónomos de MicroFUN utilizaron el método de microlentes gravitacionales, por el que una estrella cruza en frente de otra observadas desde la Tierra. La estrella más cercana magnifica la luz de la más distante como una lente. Si existen planetas que orbitan la estrella lente, éstos amplifican el aumento de la luz ligeramente cuando pasan. El método es especialmente bueno para detectar planetas gigantes en los márgenes externos de los sistemas solares, planetas análogos a Júpiter.

Scott Gaudi, de la Universidad del Estado de Ohio y uno de los principales responsables de la investigación, realizó diez años atrás su tesis doctoral sobre la probabilidad de existencia de planetas extrasolares. En ese momento concluyó que menos del 45 por ciento de las estrellas podrían albergar una configuración similar a la del Sistema Solar.

Este diciembre se incorporaron al modelo de Gaudi los datos de los últimos cuatro años del proyecto MicroFUN y gracias a ello se ha determinado lo comunes que son los sistemas planetarios en el Universo. Precisamente en estos cuatro años MicroFUN sólo ha descubierto un sistema solar como el de la Tierra en 2006.

“Sólo hemos descubierto este único sistema y deberíamos haber descubierto ocho hasta el momento, si cada estrella tuviera un sistema solar como el de la Tierra”, señala Gaudi. Según los investigadores, esta baja tasa de descubrimientos sólo tiene sentido si sólo un pequeño número de sistemas, alrededor del 10 por ciento, son como el de la Tierra.

“Aunque es cierto que esta determinación inicial se basa sólo en un único sistema solar y nuestro número final podría cambiar bastante, este estudio muestra que podemos comenzar a realizar esta medición con los experimentos que estamos haciendo en la actualidad”, añade Gaudi.

Sobre la posibilidad de que exista vida como la terráquea en otro lugar del Universo, los científicos podrían ahora realizar una aproximación basada en cuántos sistemas solares como el de la Tierra existen.

Aunque un sistema solar como el que habita el ser humano podría formar parte de una minoría, los autores señalan que los resultados del estudio siguen siendo positivos: incluso si las posibilidades se reducen al 10 por ciento de las estrellas existentes, esto supondría cientos de millones de sistemas que podrían parecerse al Sistema Solar.